3 desafíos infoactivistas para promotores del derecho a la diversidad sexual

3 septiembre, 2014

En el equipo de SocialTIC hemos vivido en los últimos años varias batallas infoactivistas en apoyo a grupos promotores de los derechos de personas de la diversidad sexual. Como cada una de las causas sociales, a medida que se conocen los problemas y retos de cambio particulares que enfrentan lxs actores de cambio en contextos latinoamericanos, es cuando se identifican aquellos aspectos que se deben considerar al realizar intervenciones infoactivistas. Aquí reflexionamos sobre tres preguntas fundamentales que enfrentan lxs activistas por la diversidad sexual:

¿Cuánto dura un proceso de cambio?

Muchos de los objetivos de cambio social que tienen los grupos de diversidad sexual buscan generar influencia en aspectos culturales, sistémicos e ideológicos de la sociedad, tales como los prejuicios, ideologías, cánones sociales o políticas públicas. Ninguna campaña, intervención cultural, dispositivo tecnológico o presentación tiene todos los elementos de influencia para que las personas, las instituciones y las ideologías cambien de un día para otro.

Con esto claro, el reto estratégico de muchos grupos activistas es poder seleccionar los procesos de cambio que deben de vivir las personas. Es decir, identificar qué es aquello que distintos grupos sociales deben de saber, sentir, entender y vivir con la causa para poder cambiar a través del tiempo su mentalidad, actitud y posición sobre los temas más fundamentales de la causa.

¿A quién influenciar?

Así como hay que seleccionar las batallas en el infoactivismo, también hay que estratégicamente saber, conocer y seleccionar los grupos sociales a los que se debe de influenciar. En diversas reflexiones con grupos de la diversidad sexual, es común identificar que no todos los mensajes van dirigidos a las audiencias adecuadas. En muchos casos, inconscientemente se está comunicando a grupos ya convencidos de la causa, dado que es con esos grupos afines con los que naturalmente se generan lazos y redes sociales.

La complejidad de saber a quien influenciar consta de un elemento estratégico que es el poder identificar qué grupo es aquél que por su posición en la sociedad o su postura ante la causa genera más impacto si cambia su mentalidad, actitud y posición con relación a la causa. Pero, como en toda acción de activismo, para poder comunicar con efectividad es necesario conocer bien a esa audiencia aunque natural y cotidianamente no se tenga contacto con ella. En un ejercicio estratégico para la campaña #SomosIgualesaVos en Nicaragua, se llegó a un sencillo esquema en donde se identifica qué tipo de objetivo de influencia se debe de concentrar para grupos de audiencias segmentados con base en su actitud en torno a la igualdad de derechos, condiciones y espacios con población transgénera.

image

¿Qué objetivos de influencia alcanzar?

Como infoactivistas, tenemos creatividad, recursos e inteligencia abundante para generar tácticas para influenciar a lxs demás. Gran parte del esfuerzo estratégico está en identificar qué es lo que queremos lograr que esas personas interioricen o hagan cuando les enviamos mensajes o interactuamos con ellas. Los grupos de activismo de la diversidad sexual tradicionalmente han sido extremadamente propositivos al identificar formas para ir influenciando a lxs demás. En un reciente encuentro con activistas latinoamericanxs, se logró identificar un amplio menú de aquello que buscan lograr estos grupos al comunicarse e interactuar con sus audiencias meta:

Wordle_TacticasLGBT.png

El reto estratégico está en:

  • Identificar los cambios necesarios, a través del tiempo, para transformar nuestra sociedad.
  • Identificar las audiencias que son fundamentales para lograr los cambios.
  • Tener claridad de aquello que se quiere lograr con las comunicaciones e interacción con cada una de las audiencias.

Comentarios