Amor en tiempos de Tinder

9 febrero, 2016

Si vives en un entorno digital y gozas de libertad romántica, lo más probable es que utilices algún servicio de romance por internet, ligue o matchmaking desde tu teléfono o computadora. Estos servicios hacen visible tu perfil a cientos de personas con las que, si hay compatibilidad, puedes tener contacto directo vía chat.

En la vida digital, como en la sexual, es recomendable pensar antes de actuar… por más candente que pueda a llegar a ser una interacción. En este post no te recomendaremos qué hacer para aumentar tu éxito en el romance. Simplemente te dejamos 5 preguntas para que revises si al ligar en internet mantienes tu privacidad y la de quienes te rodean.

ojito

¿Qué tan privada es tu aplicación de matchmaking?

La tecnología, a diferencia del amor, es un tanto predecible. Es importante que sepas a qué tipo de información tuya tiene acceso la aplicación que utilizas para conocer a otras personas. En el marketplace o iTunes, puedes revisar a qué información, sensores y elementos de tu teléfono pide acceso la aplicación, tal como se muestra aquí:

chismositos

En muchos casos, una vez que descargas e instalas la aplicación, aceptas los términos de servicio por defecto, y sólo podrás habilitar o bloquear ciertas funciones (como la geolocalización) desde tu aparato. Esto te lleva a tener que conocer mejor tu teléfono e implementar protocolos para mantener ciertos niveles de privacidad.

Por ejemplo: evita tener tu ubicación habilitada (y, por lo tanto, utilizar tu aplicación de matchmaking) en momentos y lugares donde quieres evitar compartir esta información. Incluso si no planeabas abrir la aplicación, tienes que asegurarte de desactivar la geolocalización antes de dirigirte a ese lugar. También, si utilizas servicios de anonimato como TOR o alguna VPN deberás apagarlos para dar pie a tus búsquedas románticas.

¿Qué información tuya puede ver la gente?

La mayoría de los servicios de amor por internet publican información que tú ingresas al sistema o que proviene de algún otro tipo de plataforma (por ejemplo, Facebook). Cada quien puede decir qué y cuánta información publicar. En muchos casos, en el área de settings o configuraciones, también se puede decidir qué información proveniente de otra plataforma se publica o no. Así, cada quien decide si aparece con su nombre completo, sólo su nombre de pila o un alias. Igualmente, cada quien decide qué tanto escribir de sí en el campo de descripción, como si publicar o no dónde trabajas o estudiaste.

Estos servicios también muestran fotografías que se suben a la plataforma o provienen de otros servicios. Aquí también tú decides cuál foto es la más sexy o interesante… pero también aquella que puede o no revelar información sobre ti. Antes de subir una foto, revisa si la fotografía que publicas revela dónde vives, trabajas o alguna posesión que posiblemente no quisieras que pudieran identificar personas extrañas.

Balancear qué información publicas de ti es un dilema de seducción y privacidad. Posiblemente tendrás que evaluar si la información que publicas es indispensable para que alguien sienta atracción e interés por ti. Y por el contrario, deberás preguntarte si alguien con intenciones no tan románticas puede utilizar esa información para saber quién eres, dónde estás y a qué te dedicas.

¿Qué información publicas de tus amigos?

Muchas veces no nos damos cuenta que en nuestro perfil revelamos información y fotografías de personas cercanas a las que posiblemente jamás les preguntamos si querían estar expuestas a todas esas personas que nos analizan: de amigos, familiares o hasta ex-parejas (¿porqué hacen eso? ¿acaso es sexy?). Por más que quieras presumir a tus amigos, abuelita o bebé, por favor piensa si en realidad quieres que toda la gente desconocida que ve tu perfil también los conozca.

Pero bien, sabemos que la vanidad es fundamental. Si apareces en compañía de alguien en tu mejor foto, utiliza Obscuracam o algún editor de fotos para difuminar la cara de esas personas a las que estás exponiendo (sin su consentimiento).

También recuerda que los servicios que se basan en redes sociales muestran aquellos amigos que se tienen en común (o ligas directas a tus redes sociales). Tú puedes decidir qué contenidos de tus redes sociales son públicos o privados, inclusive cuando te etiquetan en fotografías. También puedes configurar tus redes para definir si tus amigos o seguidores son públicos o sólo tus amigos en esa red social los pueden ver. Si usas Facebook, puedes ver cómo otros ven tu perfil, fotos y amigos.

¿Cómo dar un segundo paso seguro en esta nueva relación?

Si tuviste compatibilidad en el app, el siguiente paso para alcanzar el amor es el chat. Una vez que hay cierta confianza e incrementa la atracción, las conversaciones suelen migrar de plataforma compartiendo teléfonos o usuarios de chat. Si bien están ya en esta 3º base del ciberamor, por más linduras que se texteen, aún no conoces mucho a tu pareja… así que revisa este post. Posiblemente tendrás que volver a revisar si tu servicio de chat muestra información que aún no quieres compartir (ej. foto, nombre completo o dónde trabajas) o si ese usuario o teléfono te puede asociar con tu empleo, cuenta de correo, perfil en otras redes sociales o más información tuya en línea. Y, si las conversaciones se ponen un poco más candentes, por favor revisa este post para que cuides mejor tus… desnudos.  

Recuerda que, si la relación no funciona en esta fase o cuando se conozcan en persona, si ya no están conversando únicamente por el servicio donde se conocieron será complicado poder romper esa relación sin dejar rastro e información tuya. Una vez que compartes tu teléfono, das pie para pueda haber comunicación aún cuando no la quieras.

¿Qué hacer cuando se conozcan en persona?

Nosotros somos demasiado nerds como para recomendarte tácticas de seducción, y no somos tus papás como para hablar de moral. Lo que sí te podemos recomendar desde el mundo digital es tener un plan b por si ese encuentro no va cual esperado (sí, esto incluye malacopas, gente incómoda, personas intensas o la típica persona que hasta te costó trabajo reconocer porque subió fotos de su época dorada). En tu encuentro evita compartir más información privada antes de que incremente la confianza y ten listo un pretexto para poder cortésmente excusarse del encuentro. Para ello, puedes usar Circle of 6 o pedirle a alguien que te haga una llamada para poder fingir que debes atender un “asunto urgente”.

¿Qué hacer con los y las stalkers?

homero

Internet puede ser un espacio bastante fértil para los y las stalkers si tienen suficiente información de ti. Te recomendamos auto-googlearte y auto-buscarte en redes sociales con la información que has hecho pública. Posiblemente hay información o fotografías tuyas que no quieres que ese personaje incómodo pueda encontrar.

Dentro de la mayoría de estos servicios sí es posible cancelar el vínculo con una persona sin compartir datos personales como nombre completo, teléfono y correo electrónico. Si es demasiado tarde (o no hiciste caso de este post) y el o la stalker cuenta ya con tu información personal e insiste en tener contacto contigo, te recomendamos utilizar los niveles de bloqueo de seguidores, teléfonos y usuarios de los distintos servicios que utilizas.

Recuerda que entre más información tuya tenga un o una stalker sus acciones podrán ser más incómodas y agraviantes. Aquí podrás encontrar más recomendaciones para lidiar con estas situaciones.

Ahora sí, con privacidad, te deseamos mucho éxito en el amor <3

Comentarios