este es el codigo:

Escuela de Datos en Filipinas y tres tips para sesiones dateras exitosas

2014-06-02

Escuela en Filipinas

Screenshot tomado en @datagovph

Hace un par de semanas, SocialTIC y Escuela de Datos literalmente cruzaron océanos para llegar a Filipinas y, junto con Anders Petersen, habilitar el entrenamiento sobre manejo de datos organizado por el gobierno filipino, Banco Mundial y OKFN.

La capacitación estaba planeada para diferentes grupos de usuarios como periodistas, organizaciones de la sociedad civil y personal del gobierno de distintas dependencias. Las diferencias en el grado de uso de datos fueron una constante durante todas las sesiones.

A todo esto viene una serie de reflexiones sobre los entrenamientos y actividades que se debe hacer para garantizar que los usuarios con poco contexto sobre manejo de datos puedan tener una experiencia valiosa y positiva que les motive a, en un futuro, seguir adelante con proyectos de datos.

Hazlo simple

Para quienes pertenecemos al área técnica, es común trabajar con datos de distintas maneras y, por tanto, es una actividad de la vida diaria. Quienes no provienen de esas disciplinas encuentran que manejar datos puede ser una tarea de dimensiones titánicas (y, por tanto, “imposible” para el juicio de algunos).

Transmitir confianza a los asistentes de cada sesión era la tarea principal, más allá de la transmisión de habilidades técnicas que pueden absorber en unas horas. Si bien uno de los objetivos era generar las capacidades para la manipulación de la información, en el fondo siempre será valioso para todos los participantes poder sentir que, aunque las bases de datos pueden ser de cientos o miles de registros, manipularlas no es un reto si se tiene conciencia de los pasos a seguir.

Conoce sus necesidades

Cada grupo de trabajo es diferente y, por lo tanto, sus necesidades cambian. No es el mismo interés el de un activista que usa datos para generar incidencia o demostrar las causas de una problemática que un periodista que busca una nota con alto valor informativo para su público. Incluso el gobierno mismo es un consumidor de los datos, y en eso destaca la necesidad de las dependencias de usar información que no necesariamente se encuentra en los formatos más adecuados para hacerlo.

Las audiencias cambian. Para eso se debe estar preparado en todo momento y siempre tener en mente qué es mejor en términos de herramientas para cada grupo. Esto permitirá que los asistentes tengan una experiencia más satisfactoria durante las actividades.

Prepara todo

Todas las tardes después de terminar las actividades, evaluaba junto con Anders qué había salido bien, qué no funcionó y qué debíamos preparar para la siguiente actividad. De igual manera, antes de iniciar las actividades por la mañana platicaba con los asistentes para preguntar qué tenían en mente que podrían aprender, y acercarme más a sus ideas con los ejemplos que yo usaba. Cada ejemplo que se manejó durante el taller tenía, entonces, un propósito. ¡No dejes una capacitación tan importante a la improvisación!

Tener estos tres consejos en mente cuando prepares una capacitación datera te ayudará a crear un evento que permita ver que los datos no son difíciles de manejar, y que todos podemos aprender y enseñar. Recuerda: una sesión exitosa podría ser una gran bienvenida al emocionante mundo de los datos.

Comentarios