este es el codigo:

Lo que debes saber sobre Heartbleed

2014-04-11

image

Imagen de clipart.org

Hace unos días se descubrió una severa vulnerabilidad en el servicio que permite la  encripción y desencripción de información al momento de enviar o recibir la información entre navegadores o aplicaciones con servicios de internet (servidores).

Aunque el problema parecería estar en los terrenos de los programadores o técnicos; la realidad es que los usuarios también deben subir sus niveles de seguridad a raíz del fallo anunciado. Aquí te compartimos algunos consejos para entender el problema y mejorar tu seguridad.

¿Cómo me afecta?

Como lo dijimos antes, la vulnerabilidad tiene que ver con los servidores, pero el fallo se encuentra justo al momento en el que los usuarios envían sus contraseñas de correo electrónico, de cuentas de redes sociales o de banca electrónica a la página de su servicio. El error permite a un atacante leer la cadena de información que contiene sus contraseñas como si fuera un texto plano que navega por la red sin ninguna clase de seguridad.

¿Cómo saber si mis servicios están comprometidos?

Aunque no se tiene aún un número claro sobre el número de servidores a nivel mundial que pudieran sufrir alguna afectación por el fallo, lo que sí existe es una lista de las empresas de tecnología más importantes y su nivel de seguridad antes el bug. Puedes revisar la información en la página de Mashable.

¿Cómo me protejo?

¡¡¡¡¡Cambia tus contraseñas inmediatamente!!!! Aunque parezca una actividad demasiado sencilla para ser efectiva, la realidad es que te recomendamos hacer el cambio por un simple hecho: Al cambiar constantemente la contraseña de tus servicios reduces significativamente la posibilidad de que un atacante tenga la llave de acceso correcta y actual a cualquiera de tus servicios sin importar si el servidor está comprometido con la vulnerabilidad o no.

Heartbleed es el tema del momento, pero el riesgo irá adoptando diferentes nombres. Si aprovechas esta oportunidad para establecer en tu vida los hábitos necesarios, estarás preparado para enfrentar ataques futuros. Por eso, entérate ya de cómo tener contraseñas seguras.

Otro consejo es que aproveches este momento para reflexionar, si tienes información muy sensible como la información de víctimas y datos personales encríptala antes de usar cualquier servicio, en el caso que debas enviarla.

Ahora ya sabes qué hacer y cómo protegerte. Además de seguir estos pasos, comparte con tus amigos y familiares la información. La seguridad es una cultura.

Comentarios