este es el codigo:

Pegasus sigue activo en México, señala nuevo reporte del Citizen Lab

2018-09-20

Un nuevo reporte del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, publicado el martes 18 de septiembre, muestra que México se encuentra entre los países en los que el malware Pegasus, comercializado por la firma israelí NSO Group, sigue siendo utilizado para actividades de vigilancia.

De acuerdo con la investigación, entre agosto de 2016 y agosto de 2018, el Citizen Lab detectó 1,091 direcciones IP y 1,014 dominios que coinciden con la infraestructura de NSO Group. Con base en esa información, los investigadores identificaron 36 diferentes operadores de Pegasus en el mundo; tres de ellos, activos en México en junio de 2018.

Entre los hallazgos del reporte, se encuentra la suplantación del dominio del sitio de noticias Animal Político, así como del servicio de noticias por SMS UNO Noticias. Cabe recordar que el método de infección de Pegasus es a través de un clic en un enlace malicioso, que suele hacerse pasar por un sitio web legítimo para engañar a la víctima.

Así mismo, los investigadores señalan que, a raíz de que se hizo público el uso de Pegasus en junio de 2017, una parte de la infraestructura fue parcialmente desactivada, sin embargo, en los meses posteriores, fue complementada con nuevos servidores, por lo que es registrada como actualmente operativa. La evidencia sugiere que existen 17 posibles infecciones de este malware todavía vigentes.

El reporte señala que, a pesar de que el uso de esta herramienta de vigilancia en contra de activistas, periodistas y sociedad civil en México está plenamente documentado y ha generado reacciones internacionales y una investigación en curso, “esto no parece haber resultado en el término de las operaciones de Pegasus en el país”.

Ante este nuevo señalamiento, NSO Group se ha limitado a reafirmar que su producto “solo tiene licencia para operar en países bajo su Marco de Ética de Negocios”. No obstante, la misma empresa señaló, en agosto de 2017, que “en circunstancias en las que exista una investigación oficial por mal uso de su producto”, su política es terminar las ventas comerciales y suspender las actividades existentes hasta saber el resultado de la investigación.

Contrario a sus afirmaciones, NSO Group ha sido indiferente para cooperar con las indagatorias sobre el abuso de Pegasus en México, razón por la que enfrenta sendos procesos judiciales ante los tribunales de Chipre e Israel.

Ahora, este nuevo hallazgo muestra que son falsas sus afirmaciones acerca de suspender sus servicios a clientes –en este caso, el gobierno mexicano– en casos donde hay una investigación penal en proceso.

En virtud de los nuevos hallazgos, reafirmamos nuestra exigencia para que se constituya un panel de expertos y expertas internacionales que investigue de manera imparcial, independiente y exhaustiva el uso de Pegasus en contra de personas defensoras de derechos humanos y periodistas, con la finalidad de garantizar el derecho a la verdad de la sociedad y todas las víctimas –identificadas y por identificar– derivadas del uso ininterrumpido de este
malware.


Ve aquí el comunicado de R3D en Defensa de los Derechos Digitales

Comentarios